Err

Tu cesta : 0,00 EUR

Café en Cápsulas

Café en Cápsulas

¿Eres fanático de las cápsulas de café? ¿Se han convertido en tus compañeras de cada día? Entonces quizás te gustaría saber un poco sobre su historia y cómo en tan poco tiempo se volvieron un imprescindible para los amantes de esta bebida.

 

¿Te acuerdas de cómo era la vida antes del café en cápsulas? ¡Nosotros tampoco!

 

Breve historia del café en cápsulas

 

El creador de las cápsulas de café fue una subdivisión de la empresa multinacional Nestlé. En 1986 se formó la marca Nespresso luego de que Eric Favre, un ingeniero de la firma visitó un bar de espresso italiano en el año 1975.

 

Favre prestó atención a un detalle en este famoso y popular bar italiano: que los baristas tiraban de las palancas de sus máquinas de café para aumentar la presión y modificar la manera en que se extraía la bebida.

 

Durante 10 años Favre tuvo esa idea rondando en su cabeza; él quería construir una cafetera simple para los hogares y las oficinas que imitara a la perfección el sistema de las cafeteras espresso de los bares y cafeterías. Es decir, un pequeño electrodoméstico que prepara café añadiendo aire a presión al agua y a los granos molidos para que al llegar el líquido a la taza sea realmente espumoso y cremoso.

 

Recién en el año 1986 Nestlé registró la marca Nespresso y patentó la primera máquina de café en cápsulas. El eslogan publicitario nos decía que a partir de ese momento la elaboración de café no sería la misma… que ya no hacía falta ser un experto barista para disfrutar de una riquísima bebida en casa o en la oficina. Sin embargo, en esa época parecía que el mundo no estaba interesado en el producto tan novedoso.

 

Sin bajar los brazos, Nespresso siguió buscando la manera de enseñar a la gente los beneficios de su cafetera. Fue así que en 1988 se unieron a Jean Paul Gaillard para comercializar la marca de una manera diferente. En vez de enfocar el producto a las empresas las empezó a vender a los consumidores finales, es decir, para los hogares, pero como un artículo de lujo y exclusivo.

 

Las ventas iban subiendo cada vez más y se creó entonces el Club Nespresso, para que los usuarios se sintieran realmente especiales por tener una cafetera de esas en casa. Más que nada la idea era que tener una máquina Nespresso se adaptaba a ciertos estilos de vida.

 

Si bien el éxito era notable en Europa, el producto no era muy popular en Estados Unidos. Por lo tanto después de 1990 todos los cañones apuntaron a este gran país, donde el café se toma principalmente filtrado y no tanto espresso como sí sucede en tierras europeas.

 

A medida que Nespresso tenía más éxito en Europa, más competidores empezaron a aparecer, como por ejemplo Keurig, con sus café en cápsulas monodosis. La diferencia entre ambas empresas es que Nespresso contaba con la ayuda de Nestlé, y eso lo hace aún ser el dominante en el mercado de las cápsulas.

 

El mundo de las cápsulas de café hoy

 

La historia del café en cápsulas comenzó de manera tibia, pero con el paso de los años se convirtió en uno de los productos más vendidos para los amantes de esta bebida, la más consumida en todo el mundo.

 

¿Qué sucedió entonces? En el año 2006 Nespresso era el único gigante creador de las cápsulas, aunque Keurig hacía lo suyo en el mercado de Estados Unidos, con las patentes compradas a la submarca de Nestlé. Estas caducaron en 2012 y fue ahí cuando otras firmas se animaron a hacer sus cápsulas compatibles.

 

Las cafeteras de cápsulas eran para ese entonces muy populares y ninguna empresa quiso invertir en el desarrollo de una máquina propia. En la actualidad, el mercado del café en cápsulas tiene cerca de 400 marcas diferentes.

 

Los consumidores quieren experimentar lo mismo que en un bar o en una cafetería, pero en la tranquilidad y comodidad del hogar. Pero eso quiere decir que cafeterías de renombre como Starbucks también tenía que lanzar sus propias cápsulas. ¡Y es ese el motivo por el que en la actualidad tenemos tantas opciones disponibles para elegir!

 

Al haber mayor competencia y variedades, la calidad del café también aumenta y los precios bajan. Así es que hoy las cafeteras de cápsula no son un producto exclusivo, demasiado costoso o solo reservado para las clases adineradas.

 

Además, un dato no menor es que con tantos años de "prueba y error” y las patentes de Nespresso tan bien armadas, ya no hay lugar para fallas en las cápsulas. Y a su vez tenemos que decir que cada año salen a la venta cafeteras nuevas con más cantidad de funcionalidades y prestaciones pensadas para cumplir con las necesidades y exigencias de los clientes.

 

Comprar café en cápsulas

 

Hoy en día comprar café en cápsulas es tan simple como ir a una tienda o ingresar en una tienda online. Hay muchísimas opciones disponibles, pensadas para todos los gustos y preferencias.

 

Por ejemplo, en La Tienda del Café puedes encontrar cápsulas compatibles Nespresso de diferentes marcas: Torrié, Segafredo, Lavazza, Fortaleza, Illy, KIMBO… también cápsulas para otros sistemas como Dolce Gusto, Illy Iperespresso, Caffitaly Écaffe, A Modo Mío, Cremesso…

 

Si no tienes aún tu cafetera Nespresso o Dolce Gusto, debes saber antes que nada que a tu disposición hay muchas variedades. ¡Puedes probar un café en cápsulas diferente cada vez que compres provisiones!

Escrito el  30 Nov 2021 0:47  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados, serán publicados luego de ser aprobados por el autor.
El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web